Una nueva arquitectura para el aprendizaje

Wednesday, August 5th, 2015

La evolución de las TIC en los últimos diez a?os ha sido extraordinaria. De una parte, la aparición en los últimos a?os de dispositivos móviles como smartphones, lectores de libros y tabletas digitales, y el desarrollo de las redes móviles de transmisión de datos, que nos permiten estar conectados en cualquier momento y en cualquier lugar, y por otra el gran desarrollo obtenido por las aplicaciones web 2.0, las aplicaciones para dispositivos móviles y las redes sociales, han abierto un sinfín de nuevas posibilidades de aplicación de las TIC en la educación.

El aprendizaje ya no se circunscribe únicamente al aula

Estos avances nos permiten acceder en cualquier tiempo y lugar a la búsqueda de información y a la utilización de herramientas para ordenarla, reelaborarla y compartirla con otros en tiempo real a través de la red. El aprendizaje ya no se circunscribe únicamente al aula, ya sea “física” o “virtual”, la biblioteca o la sala de estudio, y a los libros de texto y materiales aportados por el profesor. Además de aprender de esta forma que podemos denominar “clásica” o “formal”, podemos aprender de un modo que podemos denominar “no formal” mediante la interacción con otros, la búsqueda de información, el acceso a información presentada de forma multimedia, el visionado de vídeos en línea, la utilización de simulaciones y “serious games”, laboratorios virtuales, etc.

En el terreno del e-learning estos avances tecnológicos suponen un cambio de enfoque muy importante, pues permiten evolucionar desde modelos muy centrados en los contenidos, circunscritos a sistemas de gestión del aprendizaje (LMS o VLE), ?hacia sistemas más abiertos que permitan tanto la interacción con diferentes servicios web y redes sociales que aportan experiencias de aprendizaje, como el registro de la actividad de los aprendices en estos ámbitos no formales. Podemos hablar de una nueva arquitectura del aprendizaje, que ha de estar abierta para satisfacer las necesidades de este nuevo paradigma que podemos denominar “aprendizaje conectado”, y que debe caracterizarse por:

  • Agilidad: para permitir una rápida integración y despliegue de nuevas tecnologías y aplicaciones.
  • Flexibilidad: para que los dise?adores instruccionales puedan disponer de un amplio catálogo de aplicaciones y servicios que soporte mejor sus objetivos pedagógicos, y para que profesores y alumnos puedan acudir a recursos y aplicaciones alternativas que faciliten su aprendizaje.
  • Personalización: para permitir a dise?adores instruccionales, profesores y, en su caso, alumnos, utilizar diversos conjuntos de aplicaciones, herramientas y servicios.
  • Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: